Ampliación porche acristalado

En este proyecto de microarquitectura residencial se realizó en 2014, a demanda de los propietarios quienes querían ganar un espacio a la casa especialmente pensando en los días de invierno. El objetivo era ganar un espacio de estar, en contacto directo con el jardín, por lo que se decidió darle una nueva utilidad a una zona de la casa desaprovechada: el porche en la fachada noreste de acceso desde el salón principal.
Aprovechando la cubierta del porche, se decidió cerrar con paneles acristalados toda su superficie. El cerramiento de cristal se hizo en paneles del mayor tamaño posible, minimizando así el número de montantes verticales. Se colocaron dos puertas de acceso lateral, grandes y espaciosas para que fueran perfectamente accesibles; pudiendo dejarlas completamente abiertas sin estorbar a la llegada del buen tiempo.
Gracias a esta pequeña intervención se ha creado un nuevo espacio en la casa, dando lugar a tardes de lectura en contacto con la naturaleza sin tener que pasar frío. El mobiliario es una combinación de plantas exóticas y piezas de coleccionista, resultado de los diferentes viajes realizado por los propietarios, grandes viajeros y amantes de las piezas antiguas.

Cliente

Cliente particular – residencia privada

Fotografías